El mariquita reencarnado

Aquel mariquita, que salía todos los sábados por locales de ambiente, finalmente murió de una sobredosis.

Cuando se reencarnó se convirtió en una ambulancia: ahora le meten un tío entero por detrás.

Anuncios

Y Roberta se alegró

Roberta Fernández, mujer casada de 45 años y madre de 5 niños, se alegró camino de un sex-shop al darse cuenta de que iba a ahorrarse 40€.

Su marido, albañil de profesión, había adquirido hacía escasos días un martillo neumático.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Visualizando el martillo neumático tiene mas gracia imaginarse a Roberta