El fontanero

A Mariano Jiménez se le estropeó la ducha y tuvo que llamar a un fontanero. El fontanero era un emigrante alemán que llevaba poco tiempo en España: sin darse cuenta conectó la toma del gas a la del agua.

Supongo que las viejas costumbres nunca mueren.

Anuncios