Los últimos días de Ruperto

El pobre Ruperto había quedado vegetal a causa de un accidente de moto que había sufrido en su juventud.

Al llegar a los 54 años, como ya se estaba muriendo, decidieron entre varios amigos subirlo a la copa de un árbol para que contemplara por última vez como se ponía el sol desde un lugar perfecto, con tan mala suerte que olvidaron que bajo el árbol se hayaba una trituradora de ramas.

Desgraciadamente, Ruperto cayó en la trituradora y quedó hecho añicos en cuestión de segundos, mientras sus restos se esparcían por el jardín.

Seguidamente, sus familiares y amigos recorrieron todo el jardín, comiendo y bebiendo a cada paso los restos y efluvios de Ruperto, ya que el zumo de vegetal es bueno para la salud, y éste mas aun ya que tenía un aporte extra de hierro.

Ruperto cayó con la silla de ruedas.

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://hostiasenvinagre.wordpress.com/2010/02/11/los-ultimos-dias-de-ruperto/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: